Careo Boricua
Registrate para comentar.
Register to post.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


La renuncia del Papa...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La renuncia del Papa...

Mensaje por Charlie319 el Vie Feb 22, 2013 10:52 am

Ciertamente el actual y saliente Papa es una figura interesante. Como se le conocia antes, Joseph Ratzinger, el actual Papa Benedicto XIV era un ortodoxo en materias de contro lde natalidad, homosexualidad y la comunicacion con otras religiones. Su renuncia, aunque justificada por razones de salud, parece obedecer a los problemas que el representaante un nuevo escandalo de homosexualidad en la iglesia que podria llegar a las mas altas esferas del Vaticano.

Papal resignation linked to inquiry into 'Vatican gay officials', says paperPope's staff decline to confirm or deny La Repubblica claims linking 'Vatileaks' affair and discovery of 'blackmailed gay clergy'
John Hooper in Rome The Guardian, Thursday 21 February 2013

A potentially explosive report has linked the resignation of Pope Benedict XVI to the discovery of a network of gay prelates in the Vatican, some of whom – the report said – were being blackmailed by outsiders.

The pope's spokesman declined to confirm or deny the report, which was carried by the Italian daily newspaper La Repubblica.

The paper said the pope had taken the decision on 17 December that he was going to resign – the day he received a dossier compiled by three cardinals delegated to look into the so-called "Vatileaks" affair.

Last May Pope Benedict's butler, Paolo Gabriele, was arrested and charged with having stolen and leaked papal correspondence that depicted the Vatican as a seething hotbed of intrigue and infighting.

According to La Repubblica, the dossier comprising "two volumes of almost 300 pages – bound in red" had been consigned to a safe in the papal apartments and would be delivered to the pope's successor upon his election.

The newspaper said the cardinals described a number of factions, including one whose members were "united by sexual orientation".

In an apparent quotation from the report, La Repubblica said some Vatican officials had been subject to "external influence" from laymen with whom they had links of a "worldly nature". The paper said this was a clear reference to blackmail.

It quoted a source "very close to those who wrote [the cardinal's report]" as saying: "Everything revolves around the non-observance of the sixth and seventh commandments."
The seventh enjoins against theft. The sixth forbids adultery, but is linked in Catholic doctrine to the proscribing of homosexual acts.

La Repubblica said the cardinals' report identified a series of meeting places in and around Rome. They included a villa outside the Italian capital, a sauna in a Rome suburb, a beauty parlour in the centre, and a former university residence that was in use by a provincial Italian archbishop.

Father Federico Lombardi, the Vatican spokesman, said: "Neither the cardinals' commission nor I will make comments to confirm or deny the things that are said about this matter. Let each one assume his or her own responsibilities. We shall not be following up on the observations that are made about this."

He added that interpretations of the report were creating "a tension that is the opposite of what the pope and the church want" in the approach to the conclave of cardinals that will elect Benedict's successor. Another Italian daily, Corriere della Sera, alluded to the dossier soon after the pope announced his resignation on 11 February, describing its contents as "disturbing".

The three-man commission of inquiry into the Vatileaks affair was headed by a Spanish cardinal, Julián Herranz. He was assisted by Cardinal Salvatore De Giorgi, a former archbishop of Palermo, and the Slovak cardinal Jozef Tomko, who once headed the Vatican's department for missionaries.

Pope Benedict has said he will stand down at the end of this month; the first pope to resign voluntarily since Celestine V more than seven centuries ago. Since announcing his departure he has twice apparently referred to machinations inside the Vatican, saying that divisions "mar the face of the church", and warned against "the temptations of power".

La Repubblica's report was the latest in a string of claims that a gay network exists in the Vatican. In 2007 a senior official was suspended from the congregation, or department, for the priesthood, after he was filmed in a "sting" organised by an Italian television programme while apparently making sexual overtures to a younger man.

In 2010 a chorister was dismissed for allegedly procuring male prostitutes for a papal gentleman-in-waiting. A few months later a weekly news magazine used hidden cameras to record priests visiting gay clubs and bars and having sex.

The Vatican does not condemn homosexuals. But it teaches that gay sex is "intrinsically disordered". Pope Benedict has barred sexually active gay men from studying for the priesthood.

avatar
Charlie319
Admin

Posts : 1615
Join date : 10/08/2012
Location : En el medio del Imperio

http://careoboricua.forumotion.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La renuncia del Papa...

Mensaje por Chemo el Vie Feb 22, 2013 11:08 am

22 de febrero de 2013
8:33 a.m.

Escándalos de la Iglesia Católica empañan el cónclave


La protección de los sacerdotes acusados de pederastia y la corrupción en el Vaticano vuelven a aflorar en el momento de la despedida de Benedicto XVI



Benedicto XVI culmina su pontificado este próximo 28 de febrero. (Archivo)
Por Pablo Ordaz/ El País, España


Los dos grandes escándalos que la Iglesia sigue intentando cerrar en falso, la protección durante décadas a los curas pederastas y la corrupción moral y económica de algunos miembros de la curia romana, se acaban de presentar en el zaguán del Vaticano justo en el momento más delicado, la renuncia de Benedicto XVI y la elección del nuevo papa.

A las dudas sobre si los cardenales investigados por encubrir a pederastas deben participar en el cónclave se unen ahora las revelaciones, cada vez más explícitas, sobre el contenido del informe secreto sobre el caso Vatileaks -la filtración masiva de documentos papales- encargado por Joseph Ratzinger a tres cardenales octogenarios. El documento, que fue conociendo el Papa a lo largo de 2012, supone -según el diario La Repubblica- la confirmación de que destacados miembros de la jerarquía vaticana están implicados en luchas intestinas por el poder, el dinero e incluso el sexo.

“Todo gira en torno al sexto y al séptimo mandamiento”. La frase, que el periódico italiano pone en boca de una fuente conocedora del informe, viene a resumir que la comisión de actos impuros y el robo son los pecados, cuando no los delitos, que minan los cimientos del Vaticano. El diario abunda en el conocimiento por parte de Benedicto XVI del contenido del informe -elaborado por los cardenales Jozef Tomko, Salvatore De Giorgi y Julián Herranz- determinó en gran medida su renuncia. Desde principios de abril, justo después de su viaje a Cuba y México, hasta el pasado mes de diciembre, los cardenales fueron contando al Papa, y solo al Papa, el resultado de sus pesquisas.

Según La Repubblica, la comisión cardenalicia entrevistó a decenas de obispos, cardenales y laicos que fueron dibujando la situación actual del Vaticano. Esto es, una confluencia de grupos de poder articulados en función de las distintas congregaciones religiosas o de su lugar de procedencia, pero también de sus apetencias sexuales. Según la investigación, altos jerarcas de la Iglesia podrían estar siendo víctimas de “influencias externas” -una forma suave de decir chantaje- por culpa de “sus vínculos de naturaleza mundana”, o sea, por su relación con los bajos fondos.

Y, a partir de aquí, el informe que el Papa tendría guardado en la caja fuerte del apartamento pontificio para entregárselo a su sucesor sube sensiblemente de tono. El diario hace referencia a un escándalo que explotó en 2010 y cuyo protagonista fue Angelo Balducci, de 65 años, gentilhombre del Papa -un club laico relacionado con la curia romana- y por entonces presidente del Consejo Nacional de Obras Públicas con el Gobierno de Silvio Berlusconi. Balducci estaba siendo objeto de una investigación judicial cuando los agentes que le tenían pinchado el teléfono constataron que utilizaba habitualmente los servicios de un nigeriano, Chinedu Thomas Ehiem, de 42 años, cantor de la capilla Giulia de la basílica de San Pedro, para contratar los servicios sexuales de hombres jóvenes.

Por su parte, Marco Simeon es un joven protegido del secretario de Estado, Tarcisio Bertone, y a quien el arzobispo Carlo Maria Viganò -enviado a EE.UU. tras denunciar la corrupción del Vaticano- ya relacionó en el pasado con la corrupción económica dentro de los muros de la Iglesia. Pasado el tiempo, el joven protegido de Bertone también fue señalado como uno de los responsables de la caída en desgracia de Ettore Gotti Tedeschi, el anterior presidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), el banco del Vaticano. Gotti Tedeschi fue violentamente despedido en mayo del 2011 después de que, durante dos años y medio, intentara sin éxito limpiar las finanzas de la Iglesia.

Tras su destitución, y ante el temor de ser asesinado, Gotti Tedeschi, viejo amigo del Papa, escribió un informe -ahora en poder de la justicia- dejando constancia de su lucha infructuosa contra los vicios contables de la Iglesia. La presidencia del IOR quedó vacante nueve meses y no se cubrió hasta la pasada semana. No deja de ser significativo que la última decisión de Benedicto XVI como Papa haya sido la de poner al frente del banco a un alemán, el barón Ernst Von Freyberg. Unas horas después se supo que el joven Marco Simeon había sido destituido al frente de Rai Vaticano. También en el ajedrez vaticano, los peones son los primeros en caer.

A los escándalos por el poder, el sexo o el dinero se une el más triste de todos. El que supone la negación de la justicia y el consuelo a las víctimas de la pederastia. La polémica sobre si los cardenales sospechosos de haber ocultado los actos de pederastia deberían abstenerse de participar en el cónclave no hace más que crecer. El asunto, que fue puesto sobre la mesa por la revista católica Famiglia Cristiana y la organización estadounidense Catholics United, solo tenía como objetivo en un primer momento al cardenal Roger Mahony, acusado de encubrir durante sus 26 años al frente de la diócesis de Los Ángeles a 129 sacerdotes acusados de abusos a menores. Pero enseguida el foco se posó también sobre el cardenal primado de Irlanda, Sean Brady, y el cardenal belga Godfried Danneels. Pero no serían los únicos manchados por un escándalo tan grave. En algún momento de sus vidas, el estadounidense Justin Francis Rigali, el australiano George Pell, el mexicano Norberto Rivera Carrera, el polaco Stanislaw Dziwisz y el argentino Leonardo Sandri también desoyeron el sufrimiento de las víctimas. De hecho, uno de los candidatos a suceder a Benedicto XVI, el cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, acaba de declarar en la investigación de abusos sexuales atribuidos a sacerdotes de Milwaukee, donde él fue arzobispo entre 2002 y 2009.

Los grandes escándalos que Benedicto XVI no supo atajar durante su pontificado se presentan ahora, con su rostro más crudo, en el momento de la despedida.
avatar
Chemo
Contributor

Posts : 420
Join date : 10/08/2012

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.