Careo Boricua
Registrate para comentar.
Register to post.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


Mas de Chavez y el manejo de su muerte y restos para fines politicos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mas de Chavez y el manejo de su muerte y restos para fines politicos

Mensaje por Charlie319 el Lun Mar 11, 2013 8:44 am

El Profesor Garriga le emprende contra el idolo de la revolucion bolivariana... Ciertamente, "La religion sera el opio de las masas... Pero la idolatria a los caudillos de la izquierda es la tecata de las elites revolucionarias... Chavez deja a Venezuela tan, o mas, jodida de lo que la tomo. Deja una poblacion extremadamente polarizada entre los que tienen y resienten que les quiten lo que han luchado para tener, contra los que no tienen y pretenden que los que han trabajado les den todo... Ciertamente es una receta nefasta y no puedo sino pensar que nuestro Presidente va a meter la mano en la sucesion con resultados similares a los ya logrados en la Primavera Arabe... Sera Caracas un Benghazi latinoamericano???

De héroes y heroína
11 de marzo de 2013 - Opinión, Política
- José Garriga Picó , Profesor de Ciencia Política UPR-RP
“Una de las grandes contradicciones de los ideólogos de la izquierda marxista es que teóricamente proclaman que las protagonistas de la historia son las clases sociales, no los líderes políticos, pero en la praxis terminan glorificando sus héroes hasta convertirlos en semidioses.”


Desde el martes pasado cuando se anunció la muerte de Hugo Chávez, las plañideras de la izquierda en los medios no han cesado sus llantos y gemidos mientras los ideólogos marxistas no han parado de alabarlo colocando laureles póstumos sobre la cabeza del cadáver del extinto presidente por sus alegadas hazañas revolucionarias. Yo, como Marco Antonio dijo ante el cadáver de César, vengo a enterrarlo, no a alabarlo.

Una de las grandes contradicciones de los ideólogos de la izquierda marxista es que teóricamente proclaman que las protagonistas de la historia son las clases sociales, no los líderes políticos, pero en la praxis terminan glorificando sus héroes hasta convertirlos en semidioses. Lenin aún vive en su cadáver momificado, Stalin aún se regodea en sus contradicción de ser el dios-demonio de ese Olimpo, Mao con su sonrisa enigmática al estilo Mona Lisa aun preside sobre la Plaza de Tiennenman, no hay que olvidar a Kim il Sung en Corea y a Ho Chi Mihn en Viet Nam, ni por supuesto a Fidel Castro y el Che que son diosecitos para cuanto izquierdoso haya en Latino América, y ahora se unirá a ese infame panteón Hugo Chávez, el único entre los anteriores que reclamaba ser religioso, no ateo y como tal ¡con derecho a reclamar la vida eterna!

La concepción de la historia como escenario de héroes es, de acuerdo al marxismo, un vicio pequeño burgués que sirve para convencer al pueblo que en la lucha social todo depende del líder no de la organización de la clase social. En Venezuela, la izquierda se ocupó de entregarle a Chávez su proyecto político que convirtió el socialismo en un bolivianismo discursivo, unas políticas populistas desarticuladas y en un proyecto económico social demócrata. Nada en realidad tuvo Chávez de revolucionario. Lo único que verdaderamente lo acreditaba con la izquierda latinoamericana era su estridente antiamericanismo. Por esa característica también es que lo aman los nacionalista-socialistas locales. Es que el odio, sin duda, es una fuerza mucho más poderosa que la ideología.

Chávez no hizo nada por Venezuela. Dejó la nación más empobrecida de lo que la encontró. No logró acabar con las grandes diferencias económicas y sociales que hay entre la población. No produjo un consenso social sino que aumentó la polarización. Dispendió las riquezas provenientes de la venta del petróleo tratando de lograr estatura internacional que su populismo hacía imposible lograr. Terminó dependiendo de Cuba para tener alguna proyección internacional, para tener médicos para la población, para tratarse sus propias enfermedades y hasta para su seguridad personal. Chávez fue un seudo-líder de izquierda fracasado.

El joven Marx decía que la religión era el opio de los pueblos. Chávez, como el resto de la izquierda en la América Latina, demostró su incapacidad para gobernar pero, eso sí, sirvió como una gigante dosis de heroína que suprime y hace olvidar el dolor del subdesarrollo y la incompetencia de la izquierda transmutándolo por odio hacia Estados Unidos. Hoy Venezuela está ante una encrucijada histórica en la que, en treinta días, ha de escoger entre la ruta de la verdadera democracia y el desarrollo global o mantener el subdesarrollo paliando sus penas con la retorica hueca de la izquierda antiamericana y el viaje estupefaciente de héroes y heroína.
avatar
Charlie319
Admin

Posts : 1615
Join date : 10/08/2012
Location : En el medio del Imperio

http://careoboricua.forumotion.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.